LA MALARIA CERO EMPIEZA CONMIGO

MADRID, 25 (EUROPA PRESS) La RBM Partnership to End Malaria, una plataforma global que lucha contra la malaria, ha anunciado que París (Francia) será la ciudad oficial anfitriona del Día Mundial de la Malaria 2019, que se celebrará el próximo 25 de abril. En asociación con la ciudad de París y el Gobierno francés, se organizarán una serie de eventos en el centro de la ciudad para reivindicar la necesidad de intensificar la lucha y acelerar el progreso contra esta enfermedad tratable y prevenible. El lema para este Día Mundial, ‘La malaria cero empieza conmigo’, pretende que personas de todo el mundo se comprometan personalmente a salvar millones de vidas y ayudar a las economías de todo el mundo a prosperar al acabar con la malaria. Este movimiento global busca revitalizar la lucha para eliminar la enfermedad, que aún amenaza a la mitad de la población mundial y mata a un niño cada dos minutos, después de que durante 2016 y 2017 aumentara el número de casos. “El Día Mundial de la Malaria ofrece la oportunidad de intensificar la lucha contra la malaria en un momento en que los casos de malaria en el mundo están en aumento y la financiación se ha estancado. No podemos aceptar esto como un ‘status quo’, sino que cada uno de nosotros debe comprometerse a garantizar el acceso universal a los tratamientos que salvan vidas para los cientos de millones de personas en todo el mundo que aún están en riesgo de contraer malaria”, ha señalado la presidenta de la RBM Partnership to End Malaria, Winnie Mpanju-Shumbusho.

La malaria es una de las enfermedades más antiguas y mortales del mundo. Desde su creación, la RBM Partnership to End Malaria y el Fondo Mundial han desempeñado un papel fundamental en el progreso mundial contra la malaria, contribuyendo a una reducción del 60 por ciento en las muertes. Se estima que se han salvado 7 millones de vidas y evitado mil millones de casos. “El coste humano debido a la malaria es inaceptable. Junto con nuestros socios y el liderazgo de Francia, debemos mejorar para acelerar la innovación, intensificar nuestros esfuerzos para volver a encaminarnos al fin de las epidemias y proteger a millones de familias”, concluye el director ejecutivo del Fondo Mundial para Combatir el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, Peter Sands.

  • El paludismo, o malaria, es una enfermedad potencialmente mortal causada por parásitos que se transmiten al ser humano por la picadura de mosquitos hembra infectados del género Anopheles. Se trata de una enfermedad prevenible y curable.
  • Se calcula que en 2016 hubo 216 millones de casos de paludismo en 91 países, lo que significa un aumento de aproximadamente 5 millones con respecto a 2015.
  • Las muertes por paludismo fueron 445 000, cifra similar a la de 2015 (446 000).
  • La Región de África de la OMS soporta una parte desproporcionada de la carga mundial de paludismo. En 2016, el 90% de los casos y el 91% de los fallecimientos por la enfermedad se produjeron en esta Región.
  • La financiación total del control y la eliminación del paludismo alcanzó en 2016 una cifra estimada de US$ 2700 millones. La contribución de los gobiernos de los países endémicos ascendió a US$ 800 millones, que representan el 31% de los fondos.