Nuestra Historia

En el 2013 un grupo de amigos con criterios comunes respecto a la solidaridad y ayuda decidimos unir esfuerzos y crear un Voluntariado para apoyar a familias y pacientes aquejados de enfermedades de diferentes tipologías, catastróficas o no.

Por experiencias personales y cercanas evidenciamos que parte del problema de la atención de salud, es la poca información que se brinda acerca la enfermedad que los afecta cuando las interrogantes llegan al paciente:   ¿qué es?, ¿cómo se presenta?, ¿Cuáles son los síntomas?,  ¿A dónde ir? , ¿Qué opciones de tratamiento están al alcance?, y  lo más importante ¿Cuáles son mis derechos legales y constitucionales como paciente? ¿Qué puedo y debo recibir del Estado?

Si estás interrogantes intranquilizan a los pacientes,  sus familias también carecen de un sistema de información y de conocimiento sobre cómo ayudar a su ser querido a enfrentar la enfermedad,  qué apoyo terapéutico pueden recibir  para mantener la unidad familiar ante las crisis de salud que, en la mayoría de ocasiones, son percibidas como sentencias de muerte.

Entendimos que la afectación emotiva, sicológica, los temores y la falta de conocimiento era mucho más complejo que la parte médica del tratamiento y por lo tanto, había que apoyar, ayudar y participar en el acompañamiento al paciente.

Comenzamos apoyando a pequeñas fundaciones dedicadas a temas oncológicos y hemofílicos. Y como suele suceder con los voluntariados, la tarea creció y requirió cada vez más recursos tanto humanos como materiales.

Este reto, que lo asumimos con conciencia y sin ánimo de lucro,  nos llevó a crear legalmente una Fundación que nos   permitiera, a los que estamos ahora y a los que se unan a futuro, garantizar la continuidad en el tiempo de las acciones que llevamos adelante.

El  11 de Diciembre del 2017 el Ministerio de Inclusión Económica y Social, MIES, con resolución No. 0077, declaró legalmente constituida la Fundación Pacientes Ecuador.