Corte Constitucional busca identificar criterios para analizar las acciones de protección

Pacientes quieren apoyar a los jueces

Cristina Coello. Quito
Tras el incremento de acciones de protección planteadas por pacientes, la Corte Constitucional ha convocado a una audiencia pública a organizaciones de pacientes, autoridades del Ministerio de Salud Pública (MSP), representantes de instituciones sanitarias, laboratorios farmacéuticos y gremios médicos para conocer los problemas y soluciones concretas para atender a las personas con enfermedades catastróficas que requieren medicamentos fuera del Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos (CNMB).

Gabriel Orihuela, presidente de la Fundación Pacientes Ecuador (FPE), ha señalado en REDACCIÓN MÉDICA que la Corte “quiere entender cómo fijar un criterio jurídico para que los jueces puedan determinar qué cosas aceptar y que no en estas acciones de protección”.

Como organización han planteado que, si bien, defienden los derechos de los pacientes “a veces también vemos que ellos están siendo influenciados por los laboratorios a través de determinados médicos. Entonces, lo que necesitamos es que estas demandas incluyan suficiente información para que el juez pueda tener una decisión informada, sobre lo procedente o no, de otorgar el derecho a ciertos medicamentos”, ha señalado el representante de FPE.

Y debido a que en estos casos se requiere un “delicado equilibrio, ofrecimos a la Corte Constitucional operar como ‘Amicus Curiae’ para proveerle, en los casos que nos solicite, la información adecuada para que los jueces puedan tomar esas decisiones en correcto criterio de justicia”, ha informado Orihuela.

El representante de los pacientes ha señalado que esperan a corto plazo que la Corte emita un criterio de aplicación para todo el sistema nacional de justicia sobre cómo manejar adecuadamente las acciones de protección.

Para Orihuela, “deben ser considerados todos los aspectos” presentados en la audiencia pública ya que fueron evidentes las falencias en el sistema público y se dejó entrever una confabulación “para que no exista medicinas adecuadas para los pacientes”.

Además, se han planteado fallas en los controles y compras de medicamentos, los cuales, ha sugerido Orihuela, “no se  hacen en función a la verdadera necesidad de los pacientes sino en tratar de comprar lo más barato”.